Seleccionar página
Herida de Traición: Control, celos y desconfianza por miedo a la infidelidad
Herida de traición

La herida de traición es causa de desconfianza celos y engaño en la relación de pareja que se vuelve tóxica con el pasar del tiempo.

La herida de traición crea un patrón que se activa, de forma automática, y te hace entrar en un bucle de control hacia tu pareja.

Este artículo es una recopilación extracta da un libro maravilloso que ha sido de imprescindible ayuda en mi vida y que considero muy valioso.

El libro es: Las 5 heridas que impiden ser uno mismo de la autora Lise Bourbeau. Agradezco infinitamente esta gran mujer por su labor inspirador e iluminador.

Todos tenemos heridas que sanar y, en los artículos precedentes, hemos hablado de la herida  del Abandono y su máscara: la dependencia y de la herida de Rechazo y su máscara: el huidizo.

En este artículo hablamos de la traición y su máscara: el controlador.

Las heridas se crean en la infancia por una necesidad emocional no atendida de la manera que para nosotros era la correcta, por parte de uno  a ambos progenitores.

Cada herida crea una máscara que utilizamos como escudo protector para evitar sentir dolor; dependiendo de la profundidad de la herida, la máscara se activa más a menudo.

Cuando te pones una máscara no eres tú mismo.

Traicionar significa dejar de ser fiel a algo o a alguien o denunciarlo.

Origen de la herida y de la máscara.

Esta herida se genera entre los 2 y 4 años, cuando se despierta la energía sexual, y se genera el complejo de Edipo según el cual cada niño entre los 2 y 6 años se enamora del progenitor del sexo opuesto o de la persona que desempeña su papel.

El niño empieza a tener contacto con ella y con su fuerza vital que representa su creatividad.

Ejemplo: se la madre satisface todos los caprichos del niño llegando a ser su ‘esclava él niño empieza a creer de poder sustituir el padre y de poder hacer feliz la madre por sí mismo.

De esta manera no pasará por la fase edípica, que es muy importante para su crecimiento, y esto influirá desde el punto de vista psicológico y sexual en su vida adulta.

Pasar bien esta fase significa reconocer la importancia del padre en su crecimiento independientemente de la presencia o meno de el.

Cuando el niño se da cuenta que la unión entre sus padres ha sido la que lo ha creado empieza a tener interés para el sexo opuesto.

Inconscientemente desea meter al mundo otro niño con el progenitor del sexo opuesto y es por esto que la niñas buscan seducir sus padres y los niños a su madre.

Casi siempre el complejo de Edipo se vive mal, debido al hecho que la madre es demasiado protectora con su hijo y el padre con su hija.

Si el padre es minimizado, o ignorado del todo, resolver este complejo resultará aún más dificil.

Cuando eres adultos, la tendencia será de comparar tu pareja con el progenitor del sexo opuesto. Tendrás muchas expectativas sobre esta persona en la búsqueda de lo que no has recibido del progenitor del sexo opuesto.

El alma que ha venido a sanar la herida de rechazo busca unos padres que utilizan la seducción para manipularlo y que son muy centrados en ellos mismos.

Por esto piensas que tus padres no te necesitaban y deseas que el progenitor del sexo opuesto se encuentre bien:

buscarás ser especial para este último.

 De pequeño te sentías traicionado cada vez que el progenitor no mantiene una promesa o traiciona tu confianza.

Vives la traición sobre todo en el área amorosa y sexual.

Una experiencia de incesto viene vivida como una traición en casi todos los casos y lo mismo pasa cuando el niño siente que el progenitor de su mismo sexo viene traicionado por el otro.

Cuando una niña viene dejada de lado, por parte del padre, debido al nacimiento de un varón se activa la herida de traición.

La máscara de la herida de traición es el controlador, que se activa cada vez que alguien no cumple con sus promesas.

El controlador ejerce control para estar seguro que pueda mantener sus propios compromisos, para ser fiel y responsable, o para asegurarse que los demás mantengan sus compromisos.

Característica de la máscara:

Persona que se pone a la defensiva, difidente, intolerante, quiere demostrar de ser una persona fuerte que no se deja timar y no se deja condicionar por los demás. Puede llegar a mentir para no perder su reputación. Se olvida de sus necesidades y hace lo que haga falta para que los demás lo consideren una persona de confianza. Desde afuera se le ve como una persona segura de sí misma aunque no es así y por esto pone en discusión sus decisiones y sus acciones.

Piensas de no mentir nunca y de no tenerle miedo a nadie.

Características del cuerpo físico:

Su cuerpo exhibe fuerza y poder y parece decir: yo soy responsable, podéis confiar en mí.

El hombre tiene la parte de arriba del cuerpo más ancha de las caderas, en algunos casos puede que no se note mucho pero si observas bien lo puedes ver.

Si el hombre tiene hombros fuertes y bíceps gruesos con una camiseta que resalta sus músculos es sinónimo de una herida de rechazo muy profunda.

La mujer controladora, al revés, tiene la energía más enfocada en la parte del vientre, glúteos, cadera y muslos, ósea en la parte inferior que será más ancha de la superior.

Cuanto más una mujer tiene un cuerpo a ‘pera’, más el tamaño de la herida es grande.

En algunos casos, no muchos, puede pasar al revés: el hombre tendrá la parte inferior más ancha de la superior y la mujer tendrá un cuerpo más masculino óseo la parte de arriba más ancha de la de abajo.

La traición se nota en la parte del cuerpo que manifiesta  fuerza y poder.

Una mujer con cadera robusta y vientre prominente, que utiliza para protegerse, indica una rabia que tiene hacia el sexo opuesto, sobre todo del punto de vista sexual. Podría ser que en juventud ha sido molestada sexualmente o víctima de un abuso sexual, aunque no a todas las personas con estas características le ha pasado esto.

La autora dice que según ella hay casos en los cuales esta herida se ha vivido con el mismo progenitor, y no con lo de sexo opuesto, ya que la persona se ha apegado al progenitor del mismo sexo ignorando demasiado el otro.

Cuando llevas la máscara del controlador ocupas tu lugar y parece decir con el cuerpo: mírame.

A veces, la persona tienes unos kilos de más pero no se puede definir gorda, si no más bien fuerte. Esta persona vista de espalda no parece gorda pero vista por delante pueden tener la barriga, es su manera de mostrar la fuerza con el vientre, es una forma de decir: soy capaz.

Cuando una persona tiene unos kilos de más tiene siempre a que ver con un aspecto mental que piensa no ocupar suficiente espacio en la vida.

La mirada es intensa y seductora y si miras a alguien lo haces sentir especial. Con una mirada ya lo has visto todo y cuando estás en la defensiva utilizas los ojos para mirar el otro, a la distancia o fijamente, e intimidarlo.

Es una manera de protegerte para no mostrar la vulnerabilidad y la impotencia.

Puedes ser introvertido o extrovertido. El extrovertido muestra más el control pero los dos tienes en común una cosa: la fuerza.

Comportamiento

Te resulta muy difícil aceptar cualquier traición que viene de ti mismo o de los demás y haces todo los posible para ser una persona responsables, fuertes, especial e importante.

De esta manera satisfaces tu ego, que se niega en darse cuenta de cuántas veces a lo largo de la semana te traicionas a ti mismo o a otro.

Casi siempre lo haces inconscientemente, ya que no soportas la traición. Pero si te da cuenta de haber traicionado a alguien, no cumpliendo una promesa, buscas excusas y puedes llegar a mentir diciendo que pensabas en la situación cuando, en realidad, se te había olvidado por completo.

Cada herida nos recuerda que si los demás nos hacen sufrir es porque nosotros también lo hacemos: hacia ellos o hacia nosotros mismo.

El controlador es lo que tiene más expectativas hacia los demás, desea prever todo para poder controlarlo y averiguar si los demás cumplen con sus deberes y poder así confiar en ellos.

Eres muy hábil para adivinar las expectativas del otro, por esto muchas veces contestas en función de ellas pero no siempre haces lo que dices.

Tienes una fuerte personalidad y espera que los demás lo sigan tus creencias.

Creas rápidamente una opinión sobre las personas o sobre una situación y crees tener la razón. Muchas veces utilizas la palabra: ¿Has entendido?

Cree que si una persona lo ha entendido es porque está de acuerdo contigo, pero esto no es cierto.

El controlador hace de todo para no ponerse en situación de enfrentamiento donde podría perder el control. Si se encuentra con personas más fuerte que él se retira por miedo a no llegar a su altura.

El controlador es rápido en el acción, comprende y quiere comprender rápidamente y se molesta cuando alguien tarda mucho en el explicar algo o entender algo.

Interrumpe muchas veces el otro y contesta antes que el otro haya acabado, pero si pasa al revés le dirá: déjame hablar que no he terminado.

Tiene poca paciencia con las personas lentas: por ejemplo si está en el coche y alguien delante de él conduce lento entra en cólera.

Le gusta mucho acabar primero especialmente en las competiciones, para el es más importante acabar  primero que hacerlo bien.

Aunque no parece agresivo, cuando las cosas no van como el quiere se vuelve tal. Se ve como alguien que se afirma a sí mismo, con un carácter fuerte y que no se deja pisotear.

Tiene muchos altibajos emocionales, un momento se siente lleno de amor y lo siguiente entra en cólera, tendrá que desarrollar la paciencia y tolerancia. Si se enferma quiere recuperarse muy  pronto para seguir haciendo su trabajo y sus cosas.

Tiene la tendencia a intentar prever lo que pasará, su mente es muy activa, tiene muchas expectativas hacia el futuro y esto les impide vivir bien el presente.

Le gusta llegar antes para poder controlar lo que puede pasar, no soporta a lo que retrasan y quiere cambiarlos: otra forma de manifestar el control.

Es muy exigente y tiene poca paciencia especialmente con las personas del sexo opuesto, por esto tiene dificultades a delegar aunque confíe en el otro.

Le cuesta explicar a alguien como hacer algo en el caso que la otra persona es lenta en aprender.

Por esto es muy rápido: hace casi todo él o controla los que lo están ayudando.

Tendrá a averiguar si las cosas se hacen según sus expectativas, si delega será por cosas simples de manera que si las cosas no salen bien el no tendrá ningún problema.

Le gusta tener siempre la última palabra y se ocupa mucho de las cosas de los demás, piensa de deber de ayudarlos a organizar su vida y no sé da cuenta que hace esto para mantener el control.

Ocupándose de los asuntos de los demás puede darse cuenta de lo que hacen, como y cuando lo hacen.

Cuando se ocupa de los problemas de los demás tiene la impresión que ellos sean más débiles que él: es una manera para mostrar su fuerza.

Hasta que una persona no cree en su propia fuerza hará de todo para intentar demostrarla a los demás.

Es muy sensible aunque no la deja ver ya que lo que quiere es hacer notar su fuerza y coraje.

La falta de coraje para él es sinónimo de traición.

Desde pequeño es una personas que quiere hacer las cosas a su manera y quiere que los demás le digan que lo ha hecho bien y sobre todo que lo noten.

Por lo general actúa a su antojo.

No le gustan las personas de autoridad pero muchas veces es el mismo que da ordenes y decide por los demás.

El controlador piensa que ayuda a las personas cuando realmente las está controlando.

Lo más difícil para él es el efecto sorpresa, porque si se encuentra desprevenido pierde el control. No se da cuenta de cuando es él a cambiar de idea al último momento y cambiar los planes.

Cuando lo hace él se permite cambiar los planes fácilmente.

No soporta las mentiras aunque el mismo miente muchas veces pero siempre tiene siempre una excusa para deformar la realidad.

Si alguien no confía en él se siente traicionado.

No soporta las personas que hacen trampas (por ejemplo jugando a las carta) pero si él lo hace (por ejemplo con la declaración de la renta) dirá que lo hacen todos.

No le gusta estar en una situación donde debe denunciar algo que otra persona ha hecho o no ha hecho(por ejemplo un compañero de trabajo): para el esto es una traición.

En el trabajo muchas veces es un ejecutivo, un jefe y le gusta dirigir los demás. Debe aprender a dirigir en vez de controlar: así se transformará en mejor jefe.

Otro grande miedo del control es la negación que asocia a la traición. No se da cuenta de cuanta veces es el que se niega a los demás eliminándolos de su vida.

La buena reputación para el es muy importante.

No le gusta tener deudas y si lo hace quiere pagarlas lo antes posible.

No le gusta cuando no sabe contestar a una pregunta, por esto quiere conocer distintos argumentos. Utiliza mucho la expresión: lo sabía. Se siente insultado si alguien se ocupa de sus asuntos sin su permiso.

Come rápido: no tiene tiempo para perder y si está a haciendo algo importante se olvida de comer. Utiliza mucha sal y especias.

En la relación:

Tiene miedo al compromiso y esto esconde un miedo todavía más grande: el miedo a la ruptura.

Muchas personas que sufres de traición han sufrido porqué el progenitor del sexo opuesto no ha sido fiel a su palabra, según las expectativas del progenitor ideal que el niño ha creado en su mente.

El controlador no confía fácilmente.

Es una persona seductora pero, cuando la herida es muy profunda, prefiere que las personas del otro sexo sean amigos más que novios.

Es la que vive con mayor dificultad la separación al interno de la pareja: para él es un fracaso.

Si la decisión de separarse viene de él tiene miedo de ser acusado de traición.

Parece que los controladores son los más expuestos a la separación en pareja, por esto buscan relaciones amorosas donde el otro no es libre de comprometerse.

Es una manera para no darse cuenta que son ellos mismos a no querer hacerlo.

En pareja es todo o nada, se siente en empatía con el otro, como si haría parte de él o se siente disociado sobre todo cuando no obtiene, por parte del otro, el reconocimiento que él quiere.

Tiene muchas dificultades en tomar una elección si piensa que puede perder algo: de esta manera no tendrá el control sobre la situación, por esto tiene dificultades a elegir.

Es un seductor y, por esto, su vida sexual no será satisfactoria si no después de una seducción. Le encanta enamorarse y disfruta especialmente de la fase pasional de la relación.

Cuando la pasión empieza a apagarse por su parte, encuentra una forma para que la idea de cortar la relación venga por el otro: de esta manera no se puede acusare de traición.

Cuando un controlador, hombre o mujer, quiere hacer el amor y el otro se niega se siente traicionado.

Los problemas sexuales derivan del echo de que hay demasiada empatía con el progenitor del sexo opuesto y que el complejo de Edipo no ha sido resuelto. Ha idealizado tanto el progenitor que ninguna pareja podrá llenar sus expectativas.

Estas personas son las que necesitan más tener un amante: no se dan cuenta que de esta manera alimentan su herida de traición.

La mujer controladora muchas veces tiene la impresión que su pareja la engañe y por esto siempre está en alerta.

Muchas veces tiene bloqueos en le plan sexual, ya que tiene la energía bloquead por miedos, y se puede notar porque la región de las pelvis está hinchada.

A veces puede negar por completo la vida sexual encontrando una buena excusa para justificar esta decisión.

Enfermedades que puede desarrollar con facilidad:

Agorafobia debida a su empatía, como le pasa al dependiente.

Problemas de rodillas, articulaciones y flexibilidad.

Enfermedades donde se pierde el control de algunas partes del cuerpo como: diarrea, impotencia sexual, hemorragias.

Parálisis en el caso se encuentre en una situación de impotencia total.

Problemas de hígado, estómago y sistema digestivo.

Enfermedades que terminan en  «itis».

Herpes bucal: una manera inconsciente de acusar el otro sexo de ser disgustoso y una forma de control para no besar el otro.

El progenitor con el cual tienes está herida ha vivido o vive lo mismo con su propio progenitor del sexo opuesto.

La persona que sufre esta herida echa la culpa de su dolor y emociones a la personas de otro sexo.

Cómo sanar la herida

El primer paso fundamental es reconocerla, por esto hay que ser humilde, hacer un atenta análisis y ver que esto está dentro de nosotros.

Luego hay que aceptar la situación en la cual estás y hacerte consciente que hay algo que sanar, lo cual es normal. En cuanto a seres humanos somos imperfectos y tampoco se trata de llegar a ser perfectos, lo cual de hecho es una ilusión.

Simplemente se trata de liberarnos de todos los condicionamientos que nos hacen sufrir, boicotean nuestras relaciones y nos impide ser felices.

La herida está en fase de sanación cuando:

-No vives tantas emociones cuando algo o alguien interfiere en tus planes.

-Dejas de quedarte agarrado a los resultados y de querer que todo se dé como tú quieres.

-Cuando estas orgulloso de ti, por algo que hiciste, a pesar que los otros no te reconozcan.

Alimentas tu herida cada vez que:

Mientes a ti mismo, creyéndose cosas falsas, y no manteniendo los compromisos contigo mismo. Te castigas haciendo todo solo ya que no confías en los demás y no delegas nada.

Ahora te toca a ti.

¿Te has reconocido en algo?

¿Has podido observar si el progenitor del sexo opuesto tiene algo de esto?

¿Has podido observar si tú ex, potencial o actual pareja tienes algo de esta herida y como se manifiesta esto en la relación?

Es muy importante observar porque te ayuda a tomar consciencia, que es la clave para liberar y soltar.

Liberarte te ayuda a salir del sufrimiento en las relaciones.

Si este artículo te ha sido útil te invito a compartirlo en tus redes sociales y invitar las personas que has reconocido en la herida para que los lean.

Es importante que cada uno lo haga solo para tomarse su tiempo e integrar el mensaje. No tenemos el derecho de echarle en cara al otro sus problemas, este articulo sirve para auto-analizarte y no para juzgar a nadie.

Te espero en los comentarios para compartir tu experiencia y tus reflexiones sobre este tema tan importante.

Un abrazo de corazón

Federica.♥

Federica Zani

25 Comentarios

  1. Sol

    Hermosa esta página y hermoso como das la información: me re sirvió.
    Ya solo hechandole luz a mis sombras siento que avancé un paso.

    Me identifico con la herida de traición: vengo de un matrimonio de padre violento y madre humillada y siento que por ahí viene la cosa.

    Mí necesidad de niña de que mí papá fuera ese príncipe encantador que nunca fuera. Y ahora que lo tengo, porque mí marido es un divino, no lo puedo disfrutar debido a mis celos y mí necesidad de controlar todo.

    ¿Podrás darme una mano con eso?
    Muchísimas gracias

    Responder
  2. Nora

    Hola Federica,
    He quedado «plop» con esta publicación.
    Es la primera vez que te leo por casualidad, y he quedado atónita porque me siento muy reflejada con lo que haz escrito, gracias por compartir y espero seguir leyéndote y poder sanar mis heridas….. un abrazo de luz…..

    Responder
    • Maria

      A mi me pasa exactamente lo mismo

      Responder
  3. Pat

    Hola Federica,

    Acabo de leer por tu recomendación este maravilloso articulo que me ha doblegado hasta en la forma de mi cuerpo y lo rapido que como, y esa es mi máscara. Te escribiré a tu teléfono y gracias por tanto
    Pat

    Responder
    • Federica Z

      Hola Pat,
      genial. Hablaremos en privado si estás lista para empezar tu proceso de sanación.

      Un abrazo

      Responder
  4. Martha Gjumlich

    Muy asertivo y de mucha ayuda para saber el porque de mi actitud.

    Responder
  5. rigoberto del angel zaragoza

    Me encantó la información y me dejó una entera satisfacción de enseñanza.
    Me encantaria tener esta literatura y mucho más.

    Responder
    • Federica Z

      Hola Rigoberto,
      este articulo es extracto del libro: Las 5 heridas que impiden ser uno mismo de la autora francesa Lise Bourbeau, lo puedes comprar o encontrar en internet.

      Un saludo
      Federica.

      Responder
  6. Walter

    Buenas tardes Federica.
    Leí esto y me siento identificado con varias heridas: rechazo y traición. Tengo meses identificandolo, busqué ayuda y no veo avances.

    Me siento muy mal, atrapado en alguien que no había descubierto, estoy echando a perder mi relación con alguien que amo y me estoy destruyendo a mi mismo.

    Si bien siempre tuve estos inconvenientes hoy me siento peor que nunca, quiero encontrar una ayuda porque ya no sé como estar fingiendo que estoy felíz cuando no es así.

    Traición: La herida que te vuelve controlador y manipula tus relaciones.

    Responder
    • Federica Z

      Hola Walter,
      gracias por compartir.
      Para sanar las heridas es importante que hagas terapia: es la única forma efectiva de ver un cambio en tu mundo real.
      Si te interesa que te acompañe en tu proceso escribeme por whatsapp: + 34 635139569 y te explicaré cómo funciona mi método.

      Un saludo
      Federica

      Responder
  7. Federica Z

    Hola Ruth,
    escribeme en privado por whatsapp: 34 635139569
    Te explicaré mi método si quieres que te acompañe.
    Tengo garantía 100% de devolución.

    No te desanime, hay una solución.
    Un abrazo
    Federica

    Responder
  8. Ruth

    Leí esto y me siento identificada con 2 heridas rechazo y traición, tengo meses identificandolo, busque ayuda y no veo avances, me siento atrapada en alguien q no habia descubierto, estoy echando a perder mi relación con alguien q amo y me estoy destuyendo a mi misma,😥

    Responder
    • Federica Z

      Hola Ruth,
      escribeme en privado por whatsapp: 34 635139569
      Te explicaré mi método si quieres que te acompañe.
      Tengo garantía 100% de devolución.

      No te desanime, hay una solución.
      Un abrazo
      Federica

      Responder
  9. Sandra

    ¿Cómo puedo contactarla para hablar en privado con usted?

    Responder
  10. Gopi

    Hola! Muchas gracias por esta valiosa información. Me siento totalmente identificada en cada descripción. Todo se hace muy visible en mi relación de pareja. No puedo dejar de controlarlo todo. Me abruma. Quisiera empezar a hacer ejercicios como para empezar a romper mi patrón. Gracias

    Responder
    • Federica Z

      Hola Gopi,
      escribeme por whatsapp: +34 635139569 y te explico cómo funciona el proceso de romper el patrón y sanar la herida.
      Un abrazo
      Federica

      Responder
  11. CLAUDIA CAROLINA GARCIA MEDINA

    Hola,
    hace tiempo asistí a un taller sobre las heridas del alma y quisiera trabajar la herida de traición.

    Responder
    • Federica Z

      Hola Claudia,
      escribeme por whatsapp: +34 635139569 y te explicaré cómo funciona mi método.
      Es muy eficaz y te dará el cambio que tanto necesitas.
      Para sanar la herida, se hace un proceso de sanación y desprogramación que te dará como resultado final una transformación interior garantizado 100%.

      Un abrazo
      Federica

      Responder
  12. Génesis Mejía

    No puede ser me descubrí soy una controladora al 100 % soy tal cual fue la descripción

    Responder
    • Federica Z

      Hola Génesis Mejía,
      sé que al principio esto es impactante, pero en realidad, lo mejor es tomar consciencia de cómo actuamos de de manera inconscientes, en las relaciones, para poder romper el patrón y ser verdaderamente libres de ser nosotros mismos.
      Para un controlador es importante aprender a no planear todo.

      Empieza con algo sencillo, como, por ejemplo, un mini-viaje sin planear.
      Quédate abiertas a las sorpresas de la vida para que veas que el’ no planear’ tiene también muchos beneficios en tu vida.

      Si quieres saber más sobre cómo sanar, en profundidad, esta herida escríbeme en privado.

      Un fuerte abrazo
      Federica

      Responder
  13. Rosario

    Hola Federica:

    Me he dado cuenta que me traiciona mi pareja porque yo misma me traiciono, es como si fuera mi espejo entonces quiero controlarlo para que no me vuelva a traicionar pero por más que lo intento, me vuelve a traicionar……como dejo de traicionarme?

    Gracias!!!

    Responder
    • Federica Z

      Hola Rosario,
      gracias por compartir tus preguntas.
      Ante todo aclaramos que la pareja es tu espejo al 100%, no cabe duda. Aquí puedes profundizar sobre el tema:
      https://latablaesmeralda.com/ley-del-espejo-la-clave-para-tu-relacion/

      Empieza a escribir: ¿Cómo me traiciono a mi misma?
      Y escribe todo lo que te sale. Piensa es todas las áreas de la vida: pareja ante todo.
      ¿Que haces que no quieres hacer que va en contra de tus necesidades?

      Revisa el trabajo, amistades, pareja, familia y escribe.
      Al final observa lo que has escrito y ponle una emoción a cada frase.
      ¿Cómo me siento para hacer X cosa que no me gusta en X área de mi vida?

      Y al final, escribe lo que sería para tí lo más saludable hacer.
      Si yo hago X cosa me siento… pon la emoción positiva.

      Esto te ayuda a saber donde te traicionas y cómo esto te hace sentir.
      A partir de allí le das la vuelta buscando lo que para tí sería lo contrario (y por lo tanto saludable) hacer y cómo esto te haría sentir.

      Es un buen empiezo empezar a hacer lo que te hace estar bien.
      Cualquier cosa me escribes en privado.

      Un abrazo
      Federica

      Responder
  14. Rita Fernandez

    Hola Federica,
    Una contractura fuerte en el cuello, tiene que ver con la traición también, ¿haber vivido una traición y no haberla hablado?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando estás aceptando la política de cookies. Más info aquí. Pulsa en el botón para cerrar esta ventana.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This